Biografía

1939-1947

Aigua de mar

Superado por los acontecimientos políticos pasados y por la guerra europea, Pla vive durante unos años, en una especie de exilio interior, en varios lugares de la Costa Brava: Fornells, L’Escala, Cadaqués. Son unos años de reflexión, de búsqueda de un sentido a la existencia, de misantropía, de encontrar en el paisaje el único consuelo. Pla se convierte deliberadamente en un hombre enraizado, voluntariamente aislado. Quiere conversar con la gente más sencilla de los pueblos: los pescadores, los payeses, los artesanos. Viaja constantemente por el país, a pie, en autobús o en tren. Lentamente, la visión del paisaje le embriaga y le contagia una suerte de panteísmo sensual, sin sentido religioso, que se convierte en un entusiasmo por la realidad. En la literatura que produce aquellos años, destaca el redescubrimiento de la realidad más próxima, la del paisaje y la del mar, descrita con un marcado acento subjetivo que inicia la que será su luminosa madurez literaria.

Josep Pla en La Marineda. Calella de Palafrugell, años 1940.
Fundació Josep Pla, col. Josep Vergés.

En el año 1940 empieza su colaboración regular en el semanario «Destino», del que se convertirá en uno de sus impulsores e ideólogos más importantes. Son años difíciles, de colaboración con el nuevo régimen y también de autocrítica. Sobreviviendo tan solo gracias a su dedicación a la literatura y al periodismo, publica en castellano varios libros biográficos, guías de viaje y obras por encargo. Muy pronto abandona el proyecto de llegar a ser un escritor en castellano. Desde la tribuna que le ofrece «Destino», Pla se reencuentra lentamente con sus lectores catalanes y reinicia sus contactos con todos los sectores de la cultura catalana. Desde el primer momento en que la censura lo permitió, vuelve a publicar libros en catalán, la lengua en la cual habían sido concebidos, pensados y escritos, mientras fue posible, sus libros.

Josep Pla en la redacción de la Revista Destino. Barcelona, 1942.
Fundació Josep Pla, col. Josep Vergés.

Ignasi Agustí y Josep Pla delante de la redacción de la Revista Destino. Barcelona, 1942.
Fundació Josep Pla, col. Lluïsa Sadurní.

1939
Terminada la guerra es uno de los directores provisionales de La Vanguardia (enero-abril). Se instala en Fornells (Begur). Se separa de Adi Enberg.

1940
Inicia su colaboración semanal en la revista «Destino» (hasta el 1976). Vive en L’Escala. Inicia su relación con Aurora.

1940-1946
Publica en castellano: Historia de la Segunda República EspañolaCosta Brava. (Guía general y verídica), Las ciudades del mar, Viaje en autobús, Rusiñol y su tiempo, Humor honesto y vago, El pintor Joaquín Mir, La huida del tiempo, Un señor de Barcelona i Vida de Manolo.

1943
Inicia una colaboración semanal en el Diario de Barcelona.

1944
Muere su padre.

1946
Vive en Cadaqués. Inicia su relación con Consuelo.

1946-1947
Vuelve a publicar en catalán: Cartes de lluny, Viatge a Catalunya i Cadaqués.

1947
Vive entre L’Escala y Llofriu.